Inicio » Uncategorized » “¿Estás sano?” (Matt Ball)

“¿Estás sano?” (Matt Ball)

A continuación se puede descargar la traducción del artículo “Got Healt?” de Matt Ball, en el cual reflexiona sobre la utilidad de difundir la alimentación vegetariana apelando a argumentos basados en la salud.

El artículo en inglés puede leerse aquí: http://www.veganoutreach.org/articles/healthargument.html

“¿Estás sano?” (Matt Ball)

Anuncios

7 comentarios

  1. Encarna LLor dice:

    Es un texto bastante interesante, aunque aún me quedan algunos puntos, los datos estadísticos me parecen asombrosos. Mi creencia más firme era que por arghumentos basados en la salud se había conseguido reducir el consumo de animales en la alimentación. Bueno seguiré leyendo, gracias por subir éste artículo. Un abrazo.

  2. Encarna LLor dice:

    Y después de leerlo en inglés y enterarme a medias, me encuentro la traducción… estoy en la parra!
    La verdad es que yo empecé primero por el vegetarianismo por motivos de salud y para mí resultó muy positivo. Con el paso del tiempo me informé sobre animalismo y para mí que no comía productos animales, resultó muy sencillo entrar y profundizar en un tema del que antes no quería saber nada. El caso es que tenía a una persona cerca que me ofreció muchísima información sobre animalismo, pero no todas las personas que lo hacen o invitemos a hacer por salud, van a tener cerca a alguien que les informe. Y además lo más probable es que ni se interesen por el animalismo.
    Otra cosa es que hay miles de maneras de alimentarse siendo vegetariano u omnívoro, y desde luego que cualquier dieta es saludable siempre y cuando se cumplan determinadas pautas. Vuelvo a poner mi experiencia como ejemplo, y es que ahora mismo, soy animalista y vegetariana pero mi dieta no está siguiendo unas buenas pautas y mi salud ha empeorado bastante.
    Me gustaría terminar con una frase del texto: “Es por completo posible que, con una correcta comprensión y planificación, una dieta vegana pueda ser tan saludable como cualquier otra.”
    Y añadir que si no hablamos de sufrimiento animal, cualquier medida que se tome al respecto probablemente sea efímera y además me atrevería a decir que poco efectiva.

  3. Gracias por el artículo traducido, es bastante esclarecedor. Muchas veces me ha pasado que veo que la gente de mi alrededor empatiza tan poco con los demás animales que intento, a la desesperada, que cambien sus hábitos usando argumentos de salud. Hay que aprender de los errores.

    Saludos.

  4. utopiacreativa dice:

    Me parece de gran interés este artículo, una reflexión muy válida sobre la utilización de la “demagogia” de lo saludable para intentar divulgar una alimentación libre de crueldad.
    Me gusta su texto cuando realizo una síntesis y extraigo una conclusión (“Esa conclusión —reducir el sufrimiento—debe ser siempre lo principal en nuestra mente.”), pero me ataca el conflicto a la hora de escuchar sus datos: ¿Acaso no convierte él también su reflexión, mediante la utilización de datos extraídos de estudios “científicos” en una copia en negativo de lo expuesto? ¿No son, estos estudios, meras deformaciones de la realidad (como la inmensa mayoría de estudios científicos actuales) llevadas a cabo por multinacionales o magnates económicos que hacen de “mecenas” científicos, y que, mediante la inyección de fondos para la obtención de estudios claramente influenciados por su “omnipresencia” consiguen un beneficio público, administrativo e incluso intelectual que, por consecuencia, ve como impulsa sus intereses económicos/de poder?. ¿Porqué la deformación de ideas, tachándolas casi de “pseudo-ciencia” como el crudivorismo le resulta al autor importante, y acepta “El meta-estudio más grande que revisa los pros y los contras de varias dietas (en términos de tasa de mortalidad)” probablemente directamente relacionado con diversos intereses profundos de la sociedad actual?
    Definitivamente, lo único que quiero auto-plantearme es que todos conocemos la diversidad de estudios científicos, opiniones, ideas y mitos que existen entorno a este tema, por consecuencia debo intentar entender que resulta difícil alcanzar una “verdad universal” con respecto a ello, pues actualmente vivimos bajo un subjetividad constante entorno a valores tan supuestamente “objetivos” como la ciencia.
    Romper el cientificismo y dejarnos llevar por una autoevaluación de las circunstancias en las que vivimos podría ayudarnos a sacar conclusiones más sinceras. Y desde esta sinceridad, animo a escuchar a nuestro cuerpo y nuestras necesidades más profundas: ¿Quizás la salud es algo diferente a esto?.
    Y por supuesto, nunca utilizaré al argumento de lo “saludable” como impulso de un discurso para la difusión de una dieta vegana, pues entiendo que desde el punto de vista “estratégico” es negativo, debido al escepticismo social y cultural que se mueve entorno al tema.

    Releeré el artículo, para continuar extrayendo conclusiones.
    Gracias por compartir dicho texto.
    Sigo su blog.

    Un saludo.

  5. utopiacreativa dice:

    Si no te importa te enlazo a mi blog: http://utopiacreativa.wordpress.com/

    Un saludo.

  6. José María Sánchez dice:

    El único argumento sólido es en efecto el sentido ético.
    Pero, como se dice en otro comentario anterior, creo que nada garantiza que este estudio no esté también mediatizado por la industria alimentaria.
    Por otro lado, el hecho de que la alimentación vegetariana/vegana sea minoritaria la sitúa en una posición de partida nada aventajada: los estudios para apoyar que sea equilibrada y no deficitaria, apenas existen. Son escasos o nulos los avances, las investigaciones y recomendaciones de suplementación desde lo público para que este tipo de alimentación no tenga fallas. La comparación valdría para la situación “de facto”, pero no para lo que podría darse si todos los esfuerzos se centrarán en lograr el éxito de una dieta que evite el sufrimiento animal.
    Creo ser honesto conmigo mismo cuando alguna vez recomiendo el vegetarianismo también por salud, porque efectivamente esto es un hecho objetivo en mí: me encuentro mucho mejor de salud desde que adopté el vegetarianismo.
    Por otro lado, algo que se escapa al estudio en esta consideración de salud, es el bienestar interior, que suele entrar en los estudios en lo que se denomina calidad de vida. Cuando se es consciente de que nuestra alimentación no conlleva el sufrimiento y la muerte de ningún otro ser, lo psicológico juega aquí a favor. Por contra, ese sufrimiento no escapa a nuestra consciencia profunda y de alguna manera la alimentación que se basa en él, conlleva su correlato negativo en la salud, en las sensaciones de malestar o mala conciencia.
    Añadiré que a estas alturas de la vida, aún cuando se demostrara objetivamente que mi salud mejoraría con una dieta que incluyera la carne, la rechazaría. Mi propio deber me exige alimentarme lo mejor posible, sí, y por ello, conocer más, para preservar mi salud y al mismo tiempo no perjudicar a ningún otro ser.
    Y con esto he vuelto al principio: sólo el argumento ético se mantiene contra el vaivén de las modas y de los estudios de una u otra tendencia que pudieran venir.

  7. […] (Matt Ball) En una entrada anterior publiqué la traducción del artículo “¿Estás sano?” de Matt Ball, donde el autor hacía un análisis sobre las consecuencias de usar el […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: