Inicio » Uncategorized » Especismo en el Metro de Madrid

Especismo en el Metro de Madrid

Hace unos días, viajando en el Metro de Madrid, pude ver una muestra de especismo. Una más para añadir al listado de prácticas especistas que se dan en el Metro de Madrid, como el uso de perros por parte de vigilantes, o la venta de productos de origen animal en tiendas y máquinas.

Me refiero a uno de los textos elegidos en la campaña Libros a la calle. Campaña que consiste en que se pegan unos carteles con fragmentos literarios en medios de transporte de Madrid. El texto al que me refiero es “El matacán del majuelo”, un fragmento de la obra Viejas historias de Castilla la Vieja. Su autor, Miguel Delibes, era aficionado a la caza, y en dicho fragmento lo muestra.

 

Esta es una transcripción del texto:

 

“El matacán del majuelo del tío Saturio llegó a ser una obsesión en el pueblo. El matacán, como es sabido, es una liebre que se resabia y a fuerza de carreras y de años enmagrece, se la desarrollan las patas traseras, se la aquilla el pecho y corta el viento como un dalle. Por otra parte, la carne del matacán no es codiciada, ya que el ejercicio la endurece, el sabor a bravio se acentúa y por lo común no hay olla que pueda con ella. Esto quiere decir que el afán por cazar el matacán no lo inspiraba la apetencia de la presa sino que era una simple cuestión de amor propio. La liebre aquella se diría que tenía inteligencia, y sabedora que en el pueblo había buenos galgos, encamaba siempre en el majuelo del tío Saturio. De esta forma, cuando el galguero la arrancaba, sus fintas y quiebros entre las cepas le daban una ventaja inicial que luego incrementaba en el Otero del Cristo, ya que las liebres, como es sabido, corren mejor cuesta arriba que cuesta abajo. El matacán regateaba muy por lo fino y así que alcanzaba las pajas de la vaguada podía darse por salvada, ya que las laderas del Otero del Cristo la conducían al perdedero y, en fin de cuentas, a la libertad. De otro lado, si el Antonio o el Norberto le acechaban con la escopeta, el matacán se reprimía si el majuelo tenía hoja o se arrancaba largo si no la tenía, y en uno u otro caso, tanto el Antonio como el Norberto siempre erraban […]”

 

La caza provoca el sufrimiento y la muerte de millones de animales al año. Pero no toda la caza es practicada por aquellos que la consideran una especie de actividad deportiva, en su tiempo de ocio. También es practicada, aunque no suele ser denominada “caza”, dentro de los programas contra las denominadas “especies invasoras”, así como para atrapar animales que son usados en los programas de cría en cautividad de linces y otros animales pertenecientes a especies con pocos individuos. Estas son también formas de caza, tan rechazables como la que practican quienes tienen licencia.

 

Acabar con todas estas formas de caza pasa necesariamente por informar a la sociedad de que el especismo es una discriminación injustificada. Y de que lo relevante para ser tenido en consideración moral es tener la capacidad de sufrir y disfrutar, y no el hecho de pertenecer a una especie (aunque sea una especie con pocos individuos).

Anuncios

3 comentarios

  1. Hola Dani,

    Me encontré ese cartel en el metro y escribí ASESINO sobre el fusil.

    Saludos,
    David.

  2. ¡Hola Daniel!

    El primer paso para la concientización empieza por el reconocimiento de que la sobrepoblación y descontrol de ciertas especies es responsabilidad del hombre. Es el caso de las ratas, cucarachas y en algunos lugares hasta perros y gatos ya reciben el injusto nombre de “fauna nociva” y son asesinados cruelmente y a montones, como si por exceder el número “adecuado de existencia” sus muertes no importaran.

    La higiene humana y su directa intervención en transportar especies de un lado a otro sin pensar que dichos ecosistemas no están equipados para controlar su número, son las principales causas de las llamadas “plagas”.

    Si la gente entendiera esto, tal vez pensaría dos veces antes de matar a un perro callejero o envenenar a una rata a la que considera una “intrusa”.

  3. Hola, Comehierbas.

    Dado que la naturaleza no es idílica, en ocasiones existen conflictos entre humanos y animales no humanos, así como entre animales no humanos de diferentes especies. Dichos conflictos deberían resolverse de la mejor manera para las partes implicadas.

    Por ejemplo, en España y otros países los jabalíes entran en algunas ciudades. Eso suele llevar a que se autorice a los cazadores para matarlos, lo cual dista bastante de ser una solución ideal. Sería muy preferible esterilizar a los jabalíes, como defiende la organización Pity Not Cruelty.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: